Que es el tdah en niños

Cómo ayudar a un niño con tdah

El TDAH, también llamado trastorno por déficit de atención, es un trastorno del comportamiento, que suele diagnosticarse por primera vez en la infancia, y que se caracteriza por la falta de atención, la impulsividad y, en algunos casos, la hiperactividad. Estos síntomas suelen aparecer juntos; sin embargo, uno de ellos puede aparecer sin los otros.
Los síntomas de hiperactividad, cuando están presentes, son casi siempre evidentes a la edad de 7 años y pueden estar presentes en preescolares muy jóvenes. La falta de atención o el déficit de atención pueden no ser evidentes hasta que el niño se enfrenta a las expectativas de la escuela primaria.
El TDAH es una de las áreas más investigadas de la salud mental de los niños y adolescentes. Sin embargo, aún se desconoce la causa exacta del trastorno. Las pruebas disponibles sugieren que el TDAH es genético. Se trata de un trastorno biológico de base cerebral. En los niños con TDAH se encuentran niveles bajos de dopamina (una sustancia química del cerebro), que es un neurotransmisor. Los estudios de imágenes cerebrales realizados con escáneres PET (tomografía por emisión de positrones; una forma de imagen cerebral que permite observar el cerebro humano en funcionamiento) muestran que el metabolismo cerebral de los niños con TDAH es menor en las áreas del cerebro que controlan la atención, el juicio social y el movimiento.

Tratamiento del tdah

El TDAH es uno de los trastornos del neurodesarrollo más comunes en la infancia. Suele diagnosticarse por primera vez en la infancia y suele prolongarse hasta la edad adulta. Los niños con TDAH pueden tener problemas para prestar atención, controlar los comportamientos impulsivos (pueden actuar sin pensar en el resultado) o ser excesivamente activos.
Es normal que los niños tengan problemas para concentrarse y comportarse en algún momento. Sin embargo, los niños con TDAH no dejan de tener estos comportamientos. Los síntomas continúan, pueden ser graves y causar dificultades en la escuela, en casa o con los amigos.
Los científicos están estudiando las causas y los factores de riesgo en un esfuerzo por encontrar mejores formas de controlar y reducir las posibilidades de que una persona tenga TDAH. Se desconocen las causas y los factores de riesgo del TDAH, pero las investigaciones actuales muestran que la genética desempeña un papel importante. Estudios recientes relacionan los factores genéticos con el TDAH.1
Las investigaciones no apoyan la opinión popular de que el TDAH está causado por comer demasiado azúcar, ver demasiada televisión, la crianza de los hijos o factores sociales y ambientales como la pobreza o el caos familiar. Por supuesto, muchas cosas, incluidas éstas, podrían empeorar los síntomas, especialmente en ciertas personas. Pero las pruebas no son lo suficientemente sólidas como para concluir que son las principales causas del TDAH.

Síntomas del tdah en los niños

El TDAH es uno de los trastornos del neurodesarrollo más comunes en la infancia. Suele diagnosticarse por primera vez en la infancia y suele prolongarse hasta la edad adulta. Los niños con TDAH pueden tener problemas para prestar atención, controlar los comportamientos impulsivos (pueden actuar sin pensar en el resultado) o ser excesivamente activos.
Es normal que los niños tengan problemas para concentrarse y comportarse en algún momento. Sin embargo, los niños con TDAH no dejan de tener estos comportamientos. Los síntomas continúan, pueden ser graves y causar dificultades en la escuela, en casa o con los amigos.
Los científicos están estudiando las causas y los factores de riesgo en un esfuerzo por encontrar mejores formas de controlar y reducir las posibilidades de que una persona tenga TDAH. Se desconocen las causas y los factores de riesgo del TDAH, pero las investigaciones actuales muestran que la genética desempeña un papel importante. Estudios recientes relacionan los factores genéticos con el TDAH.1
Las investigaciones no apoyan la opinión popular de que el TDAH está causado por comer demasiado azúcar, ver demasiada televisión, la crianza de los hijos o factores sociales y ambientales como la pobreza o el caos familiar. Por supuesto, muchas cosas, incluidas éstas, podrían empeorar los síntomas, especialmente en ciertas personas. Pero las pruebas no son lo suficientemente sólidas como para concluir que son las principales causas del TDAH.

Test de tdah para niños

TDAH significa trastorno por déficit de atención e hiperactividad. Se trata de una afección médica. Una persona con TDAH presenta diferencias en el desarrollo y la actividad cerebral que afectan a la atención, la capacidad de permanecer sentado y el autocontrol. El TDAH puede afectar al niño en la escuela, en casa y en las amistades.
A veces, los padres y los profesores notan signos de TDAH cuando el niño es muy pequeño. Pero es normal que los niños pequeños sean distraídos, inquietos, impacientes o impulsivos; estas cosas no siempre significan que un niño tenga TDAH.
La atención, la actividad y el autocontrol se desarrollan poco a poco, a medida que los niños crecen. Los niños aprenden estas habilidades con la ayuda de sus padres y profesores. Pero algunos niños no mejoran en cuanto a prestar atención, calmarse, escuchar o esperar. Cuando estas cosas continúan y empiezan a causar problemas en la escuela, en casa y con los amigos, puede tratarse de TDAH.
No está claro qué causa las diferencias cerebrales del TDAH. Hay pruebas sólidas de que el TDAH es mayoritariamente hereditario. Muchos niños que tienen TDAH tienen un padre o un pariente que lo padece. Los niños también pueden tener más riesgo de padecerlo si nacieron antes de tiempo, están expuestos a toxinas ambientales o sus madres consumieron drogas durante el embarazo.