Los perros pueden comer brocoli

qué verduras pueden comer los perros

¿Sabía que la parte superior de los ramilletes de brócoli son auténticos capullos de flor? Quizá por eso es uno de los alimentos más saludables de nuestra dieta. El brócoli es rico en vitaminas y minerales, una gran fuente de fibra dietética y está delicioso asado, al vapor o de cualquier forma que se cocine. Pero, ¿pueden los perros comer brócoli?

Sin embargo, el brócoli no es una de las verduras más adecuadas para los perros. Tiene mucha vitamina C y fibra saludable, pero también contiene un ingrediente potencialmente peligroso, el isotiocianato, que puede provocar un fuerte dolor abdominal y problemas digestivos si el perro come demasiado brócoli.

En pequeñas cantidades, sí. Los perros pueden beneficiarse de los nutrientes del brócoli, como la vitamina K, el calcio y el potasio. La vitamina K favorece la fortaleza de los huesos y una mayor densidad ósea, y en combinación con los numerosos nutrientes del brócoli, puede ser un verdadero estímulo para los perros en crecimiento.

El isotiocianato también está presente en otras verduras crucíferas, como la col rizada, la coliflor, el repollo y las coles de Bruselas, aunque el brócoli es especialmente rico en este compuesto. El isotiocianato es muy útil para las plantas, ya que les ayuda a protegerse de los insectos y de las infecciones bacterianas. De hecho, el compuesto forma parte del sabor característico de estos alimentos.

¿pueden los perros comer coliflor?

Sí, los perros pueden comer brócoli. Los perros pueden comer brócoli tanto cocido como crudo, siempre que no se le añadan condimentos ni aceites. Sin embargo, esta verdura debe darse siempre en cantidades muy pequeñas, sobre todo porque los ramilletes contienen isotiocianatos, que pueden causar irritación gástrica en los perros.

En cuanto a la regla del 10 por ciento, hay que recordar que la cantidad real difiere según el tamaño de su perro. Además, cada perro es único.  Algunos perros pueden reaccionar más fuertemente al brócoli que otros, por lo que es muy importante controlar a cada uno de ellos para ver cómo reaccionan al brócoli o a cualquier otro alimento nuevo.

Además, se sabe que los tallos de brócoli causan obstrucción en el esófago, sobre todo en perros pequeños, dice el Dr. Klein. Por lo tanto, asegúrese de cortar el brócoli en trozos del tamaño de un bocado y vigile a su perro mientras come.

Los bocados pequeños también facilitan la medición de la cantidad de brócoli que consume el perro. Como con cualquier alimento nuevo, empiece con un trozo muy pequeño de brócoli para asegurarse de que su perro no tiene reacciones negativas antes de darle más.

¿pueden los perros comer zanahorias?

Espárragos | Alubias | Remolacha | Brócoli | Coles de Bruselas | Zanahorias | Coliflor | Apio | Maíz | Pepino | Berenjena | Ajo | Pimiento verde | Col rizada | Lechuga | Setas | Cebollas | Guisantes | Patata | Calabaza | Rábanos | Espinacas | Boniato | Calabacín

A diferencia de los gatos, que se alimentan de proteínas animales, los perros son omnívoros. Una dieta equilibrada para su mejor amigo incluye carne además de verduras y frutas. Junto con la fibra, vienen las vitaminas y los minerales ausentes en la carne. Como el Yin y el Yang, la naturaleza ácida de la carne se equilibra con la naturaleza alcalina de las verduras, lo que facilita la digestión.

El hecho de que los perros no sean hábiles con el pelador de verduras no significa que éstas deban quedar fuera del menú. Pero es cierto que no todas las verduras que comen las personas son seguras para los perros. De hecho, algunos son tóxicos o peligrosos.

Los espárragos son el equivalente a una píldora de vitaminas. Están repletos de vitaminas B6, C, E y K, además de nutrientes como la rutina, la niacina y la tiamina. Pero las bondades no acaban ahí, ya que los espárragos contienen cobre, selenio, potasio y cromo. Además, los espárragos son una buena alternativa a los palillos para masticar.

cuánto brócoli puede comer un perro

Cuando era niño, solía alimentar a mi perro con las verduras que no quería debajo de la mesa. Y casi me salía con la mía cada vez. Pero ahora que lo pienso, no me paraba a pensar si lo que compartía con mi perro era seguro para él.

Hoy en día reconozco la importancia de saber qué alimentos humanos son seguros para los perros y, aunque ya no le endilgo mis verduras a mis amigos peludos, ¡todavía las comparto con ellos! Las verduras como golosina o suplemento adicional a la dieta diaria de su perro pueden proporcionarle muchas de las vitaminas y nutrientes esenciales que, de otro modo, podría no obtener en cantidad suficiente.

Es posible que algunas de estas deliciosas verduras ya estén incluidas en la dieta de su mascota, pero las golosinas de alimentos enteros y reales aportan más nutrición y sabor que los ingredientes procesados que se encuentran en las dietas preparadas, como las croquetas y los alimentos enlatados. Sin embargo, no deben superar el 10% de la dieta actual de su perro.

Si es usted como yo, probablemente prefiera los espárragos asados con un montón de mantequilla y ajo. Aunque ninguno de los dos ingredientes es perjudicial si se le da en las porciones adecuadas, es mejor que su perro coma esta verdura sola. Hemos reunido algunos consejos para ayudarle a alimentar a su perro con espárragos de forma segura.

Leer más  Menu para insuficiencia renal