Gimnasia cerebral ejercicios para imprimir

Ejercicios de gimnasia cerebral para estudiantes

Como padre, siempre quieres lo mejor para tu hijo, ya sea la mejor ropa, su juguete favorito o incluso un futuro brillante. Quieres hacer todo lo que esté en tu mano para que tu hijo siga siendo el mejor en todo lo que quiera hacer. Y la inteligencia desempeña un papel importante en esto.
No podemos decir que la inteligencia sea la clave del éxito, pero van de la mano. Con mayores habilidades cognitivas, tu hijo puede aprender y comprender más rápido e incluso destacar en las distintas pruebas y exámenes que tendrá en el futuro. Y no es muy difícil ayudar a tu hijo a conseguirlo. Algunos ejercicios de gimnasia cerebral pueden ayudar a potenciar su memoria junto con su pensamiento lógico y sus habilidades cognitivas.
Al igual que cualquier otro ejercicio se hace para fortalecer los músculos, los ejercicios cerebrales estimulan la actividad cerebral e implican tareas y acciones básicas que hay que realizar. Estos ejercicios contienen varios movimientos que ayudan a los oídos, los ojos, la cabeza, las extremidades y la coordinación general del cuerpo de tu hijo. Contienen movimientos simples que ayudan en varias áreas como,

Ejercicios de brain gym con imágenes

Los movimientos, ejercicios o actividades de Brain Gym® se refieren a los 26 movimientos originales de Brain Gym. Las veintiséis actividades, junto con un programa de “aprendizaje a través del movimiento”, fueron desarrolladas por el educador y especialista en lectura Paul E. Dennison y su esposa y colega, Gail E. Dennison. Las 26 actividades están diseñadas para activar ambos hemisferios del cerebro y potenciar la actividad cerebral. Estas actividades ayudan a los participantes a mantenerse alerta, a comprender lo que leen y escuchan, y pueden conducir a un aprendizaje óptimo y a la adquisición y retención de conocimientos.
Por qué lo hacemos: El Cross Crawl activa los dos hemisferios del cerebro simultáneamente y hace que el cerebro coordine las capacidades visuales, auditivas y cinestésicas. También despeja el potasio y el sodio que se acumulan en el cerebro, lo que ayuda a concentrarse y a comprender mejor y contribuye al proceso de adquisición de conocimientos.
Cómo hacerlo: Este ejercicio, a veces llamado “Ojos locos”, se realiza extendiendo un brazo delante de ti, con el pulgar apuntando hacia el techo. Con el pulgar, dibuja ochos anchos y horizontales en el aire. Sin mover la cabeza, sigue el pulgar con los ojos. Haz los ochos tan grandes como te permita tu visión periférica.

Entrenamiento de gimnasia cerebral

“Brain Gym International” es el nombre comercial de la Fundación de Kinesiología Educativa,[1] una corporación californiana sin ánimo de lucro que se constituyó en 1987[2] y que recibió la autorización del IRS como organización sin ánimo de lucro en 1992.[3] “Brain Gym” es una marca registrada propiedad de la empresa.[4]
En la década de 1970, Paul y Gail Dennison desarrollaron un conjunto de ejercicios físicos que, según ellos, mejoraban la capacidad de aprendizaje de los niños y se basaban en la neurociencia; llamaron a su enfoque “kinesiología educativa”[5][6] La empresa gana dinero formando a personas en los métodos, y concede licencias de uso de la marca “Brain Gym” a las personas a las que forma; las personas formadas utilizan libros de marca y otros materiales que compran a la empresa[6][1] Los colegios pagan a las personas formadas para que trabajen en las escuelas, formando a los profesores y trabajando con los alumnos[5].
En 2005, la empresa afirmó que vendía sus programas en 80 países y, en 2007, la prensa se hizo eco de ellos[7]. En un artículo publicado en 2013 en The Economist, en el que se comentaba la oleada de programas de “entrenamiento cerebral” que se estaban comercializando en ese momento, se utilizaba a la organización como ejemplo de comercialización de la neurociencia de una forma que los científicos consideraban insostenible, pero que recibió una amplia adopción durante un tiempo[8]. El programa se adoptó de forma generalizada en las escuelas del Reino Unido y, a partir de 2006, apareció en muchos sitios web del gobierno británico[9].

Tarjetas de actividades de gimnasia cerebral

El Dr. Dennison afirma que “el movimiento es la puerta del aprendizaje”. Este concepto está respaldado por la investigación actual, que demuestra la relación entre el movimiento y la obtención de información en la memoria a largo plazo. A menudo observo a los alumnos en las aulas creando sus propias oportunidades de movimiento si no se les proporciona en las rutinas normales de la clase. Los alumnos dejan caer los libros, sacan punta a un lápiz, se inclinan hacia atrás en su silla, se mueven en su asiento o dan golpecitos con los pies como forma de mantenerse alerta. La regla general de movimiento que hay que recordar es que los alumnos necesitan moverse cada minuto por año de edad. Esto significa que los estudiantes más jóvenes necesitan moverse más a menudo, por ejemplo, un niño de 7 años necesitará moverse cada 7 minutos para un funcionamiento óptimo del cerebro, y los adultos sólo pueden estar sentados durante 20 minutos antes de que su cerebro empiece a apagarse. Cuando obligamos a nuestros cuerpos a permanecer quietos, nuestros cerebros se ralentizan. Yo llamo a esto el “efecto protector de pantalla”, porque al igual que nuestros ordenadores necesitan el movimiento del ratón para mantenerse activos, nuestros cerebros necesitan el movimiento de nuestros cuerpos para funcionar a su máximo nivel.