Queiloplastia: cirugía reparadora para unos labios perfectos

La Queiloplastia secundaria permite reparar los labios afectados por tratamientos con sustancias que, a largo plazo, han terminado causando daños en los pacientes.

La cirugía plástica y reparadora, además de ofrecer soluciones para mejorar partes del cuerpo que uno desea mejorar, también permite corregir defectos que se han producido debido a operaciones poco efectivas.

En el pasado, para delinear y mejorar la forma de los labios, se estaban utilizando sustancias y biopolímeros que no desaparecían del cuerpo, algo que muchos pensaban una ventaja porque evitaba que la persona tuviera que ir a retocarse de manera habitual.

Sin embargo, se ha encontrado que con el paso del tiempo esas sustancias podían causar dificultades a largo plazo como, por ejemplo, la aparición de bultos o granulomas en los labios que afectan a su simetría.

Es evidente que cualquier persona que se encuentre con este tipo de situaciones, quiere solucionar esas irregularidades de manera inmediata, devolviendo a los labios su belleza natural.

¿Hay algún tratamiento que permita reparar esos errores?

Queiloplastia, lo que tienes que saber

Según pasa el tiempo la medicina antienvejecimiento a través de múltiples estudios científicos va avanzando y sacan a la luz nuevos tratamientos innovadores y seguros. De igual modo se siguen encontrando soluciones para aquellos problemas que antiguas operaciones han podido causar.

En el caso de intervenciones para mejorar la belleza de los labios, la Queiloplastia secundaria es una forma de corregir los errores que se hayan podido cometer a la hora de inyectar sustancias no reabsorbibles en los labios para rellenarlos y aumentarlos.

En el pasado, los tratamientos para rellenar los labios se realizaban con sustancias permanentes que no podían ser eliminadas por el propio cuerpo. La mayoría de estas sustancias estaban autorizadas, pero que con el paso del tiempo se ha visto que pueden producir efectos adversos. Esto ha derivado en que muchas de estas pacientes se sientan descontentas con su tratamiento y busquen soluciones para recuperar unos labios bonitos.

Leer más  Aprender a meditar: ¿por dónde empezar?

Ahora, gracias a la Queiloplastia es posible ofrecer a estas pacientes que están sufriendo los efectos de un tratamiento que ahora se ve poco efectivo, una solución que les devuelva unos labios perfectos.

En que consiste la Queiloplastia

Las reacciones que puede causar el uso de tratamientos con sustancias como la silicona líquida, pueden ser variadas como tener labios rígidos que obstaculicen el habla, exceso de volumen, asimetría y dolores o molestias en la zona.

Es importante acudir a un cirujano plástico especializado que pueda ofrecerte toda la información y posibles soluciones adecuadas a tu caso. 

La Queiloplastia secundaria es la técnica para mejorar todas aquellos bultos y asimetrías que puedan haberse producido en los labios y devolverles un aspecto natural y armónico.

El especialista hará un examen del caso para encontrar el problema y después procederá a realizar la intervención que dura menos de una hora y es realizada con anestesia local. Por lo que el paciente podrá volver a su casa ese mismo día.