La habitación del enfermo, elementos necesarios para su cuidado y comodidad

Si hay que cuidar a un pariente enfermo en casa, es importante acomodar de manera adecuada el espacio que vaya a ocupar para ofrecerle los mejores cuidados y facilitar que el acompañante o cuidador le pueda dar una atención especializada.

Tener en casa una persona que necesita de cuidados, bien sea por una enfermedad o por los efectos de la vejez, puede causar alguna que otra complicación, en especial si no se cuenta con los elementos esenciales para proporcionar los cuidados más esenciales.

Cuando se tienen que dar cuidados a una persona enferma en casa, es importante acondicionar el lugar donde vaya a quedarse de manera adecuada para que tanto el enfermo como aquellos que le cuidan, puedan llevar la situación de una manera confortable y, sobre todo, segura.

Como en la mayoría de las circunstancias puede ser difícil acceder a que un profesional de la salud sea quien cuide del paciente en el domicilio, es importante saber cómo acomodar el espacio del enfermo para ofrecerle los mejores cuidados posibles.

Leer más  Cómo saber si tienes que llevar a tu hijo adolescente al psicólogo

Desde la tienda online especializada en productos de ortopedia lacasadelenfermo, nos dan consejos sobre cómo acomodar un espacio adecuado para cuidar a una persona enferma o envejecida de forma óptima.

Una cama adaptada

La persona enferma o envejecida, puede que necesite de ciertos cuidados especiales, sobre todo si tiene limitados los movimientos.

Las camas articuladas son un elemento que resulta esencial en estos casos, porque aporta máxima comodidad al enfermo que debe pasar mucho tiempo en la cama, y también al cuidador que gracias al cambio de posición que permite este tipo de cama, le facilita las tareas de cuidados.

Ayudas técnicas que se pueden necesitar

Algunas ayudas técnicas que facilitarán la vida de la persona enferma y del cuidador pueden ser taburetes para la ducha, asideros para que pueda agarrarse o silla para wc.

En la ortopedia La Casa del Enfermo, podemos encontrar una gran cantidad de ayudas técnicas para facilitar todas las tareas normales diarias, tanto para la higiene como para que el enfermo pueda realizar tareas sencillas como ponerse unos calcetines o medias.

Ayudas para la movilidad

En caso de que la persona pueda andar por sí misma aunque sea poco y lento, se le puede ofrecer alguna ayuda que le permita mantener su independencia el mayor tiempo posible con el uso de sillas de ruedas, andadores o muletas.

Con ellos podrá tener la libertad de moverse por la casa o salir a la calle con seguridad y disfrutar de seguir manteniendo una rutina que la mantenga activa.

Elementos necesarios para personas sin movilidad

Para personas que hayan sufrido un accidente y no puedan moverse o personas mayores que lo necesiten, es importante hacerse con complementos que les permitan estar cómodos, evitar problemas de heridas por estar mucho tiempo tumbados y facilitar al cuidador ofrecerle una atención más especializada.

Leer más  ¿Abres un centro de estética? Encuentra el mejor equipo profesional

Para ellas, el uso de camas y otros artículos antiescaras o el uso de grúas de traslado, son dos elementos que resultarán esenciales para cuidarles de manera óptima.

Además, gracias al uso de unas sillas de ruedas eléctricas que facilita al enfermo poder usarlas de forma sencilla a través de un joystick, o que el acompañante pueda llevar a la persona de un sitio a otro con mayor comodidad.