Que es el sahel

datos del sahel

La zona del Sahel de África incluye, de oeste a este, partes del norte de Senegal, el sur de Mauritania, el centro de Malí, el norte de Burkina Faso, el extremo sur de Argelia, Níger, el extremo norte de Nigeria, el extremo norte de Camerún y la República Centroafricana, el centro de Chad, el centro y el sur de Sudán, el extremo norte de Sudán del Sur, Eritrea y el extremo norte de Etiopía[2].

El Sahel se extiende a lo largo de 5.900 km desde el Océano Atlántico en el oeste hasta el Mar Rojo en el este, en un cinturón que varía entre varios cientos y mil kilómetros de ancho, y que cubre un área de 3.053.200 kilómetros cuadrados. Se trata de una ecorregión de transición formada por praderas semiáridas, sabanas, estepas y matorrales espinosos, situada entre la sabana boscosa de Sudán, al sur, y el Sáhara, al norte[3].

La topografía del Sahel es principalmente llana; la mayor parte de la región se encuentra entre 200 y 400 metros de altitud. Varias mesetas y cordilleras aisladas se elevan desde el Sahel, pero se designan como ecorregiones separadas porque su flora y fauna son distintas de las tierras bajas circundantes. Las precipitaciones anuales oscilan entre los 100-200 mm en el norte del Sahel y los 700-1.000 mm en el sur[3].

níger

El país de las oportunidades. Un Sahel estable, con una población de más de 300 millones de habitantes y una tendencia creciente a la urbanización, ofrece inmensas oportunidades para el mercado mundial.  El Sahel, la vasta región semiárida de África que separa el desierto del Sahara al norte y las sabanas tropicales al sur, es tanto una tierra de oportunidades como de desafíos. Aunque cuenta con abundantes recursos humanos y naturales, lo que ofrece un enorme potencial de crecimiento rápido, hay retos muy arraigados -medioambientales, políticos y de seguridad- que pueden afectar a la prosperidad y la paz del Sahel.

La iniciativa se centrará en tres ejes principales de actividad que tienen el poder de transformar el Sahel: la restauración de las tierras degradadas y las prácticas agrícolas sostenibles; el suministro de energía limpia, y el desarrollo de la pequeña y mediana empresa rural.

Existe un enorme potencial de restauración ecológica para devolver la productividad a la tierra y la diversidad biológica en todo el Sahel, tanto a través de la recuperación de tierras degradadas como de la difusión de prácticas de gestión agrícola y ganadera sostenibles. De hecho, este proceso ya está en marcha; millones de hectáreas de tierra se han restaurado y han recuperado su cubierta verde y, en contra de la creencia popular, la cubierta de árboles en el Sahel ha aumentado en los últimos años. Es evidente que existe el potencial de difundir prácticas ecológicas beneficiosas a muy gran escala.

pronunciación de sahel

Muhammad Dan Suleiman no trabaja, asesora, posee acciones ni recibe financiación de ninguna empresa u organización que pueda beneficiarse de este artículo, y no ha revelado ninguna afiliación relevante más allá de su nombramiento académico.

El Sahel, un cinturón semiárido de tierras áridas, arenosas y rocosas, marca la transición física y cultural entre las regiones tropicales más fértiles del continente en el sur y su desierto en el norte.

Las definiciones geográficas de la región del Sahel varían. Por lo general, el Sahel se extiende desde Senegal en la costa atlántica, a través de partes de Mauritania, Malí, Burkina Faso, Níger, Nigeria, Chad y Sudán hasta Eritrea en la costa del Mar Rojo.

Cultural e históricamente, el Sahel es una línea de costa entre Oriente Medio y el África subsahariana. Esto significa que es el lugar de interacción entre las culturas árabe, islámica y nómada del norte, y las culturas indígenas y tradicionales del sur.

Los vastos espacios de la región, a menudo fuera del alcance del Estado, son motivo de preocupación en una época de violentos movimientos criminales y políticos que operan a través de las fronteras. El Sahel también sufre tensiones étnico-religiosas, inestabilidad política, pobreza y desastres naturales.

chad

La vegetación del Sahel sigue las precipitaciones estacionales. En marzo, durante la estación seca, las lluvias y la exuberante vegetación no se extienden al norte del Golfo de Guinea. En septiembre, la lluvia y la vegetación llegan al Sahel hasta el extremo norte del lago Chad. Fotografías de Senegal muestran la diferencia de vegetación entre las estaciones seca (izquierda) y húmeda (derecha).

Entre febrero y agosto de 2010 se produjo una hambruna a gran escala en la región africana del Sahel y en muchas partes de la vecina zona del río Senegal. Es una de las muchas hambrunas que han afectado a la región en los últimos tiempos[4].

El Sahel es la zona ecoclimática y biogeográfica de transición entre el desierto del Sáhara en el norte de África y las sabanas sudanesas en el sur, con una superficie de 3.053.200 kilómetros cuadrados. Se trata de una ecorregión de transición de praderas semiáridas, sabanas, estepas y matorrales espinosos[5].

La vecina zona del río Senegal contiene varios tipos de vegetación y abarca parte o la totalidad de Mauritania, Malí, Senegal y Guinea. Según la ONU, las ONG y la Autoridad de Desarrollo de la Cuenca del Río Senegal, las precipitaciones han sido muy escasas en el último año[6][7] Sudán estableció un nuevo récord de temperatura de 49,7 °C (121,3 °F) el 22 de junio, en la ciudad de Dongola[3].

Leer más  Españoles por el mundo oxford