Que hacer cuando un anciano no quiere comer

Una persona de 90 años no come ni bebe

Hay formas relativamente sencillas de determinar si la negativa a comer es sólo temporal o puede ser un indicio del final de la vida. Una de las mejores y más exitosas formas de conseguir que una persona vuelva a comer es darle a su ser querido su comida favorita, a menudo un dulce. La última comida de mi padre fueron tres bocados de pastel de crema de coco de Village Inn que le di con una cuchara.

Como me dijo una enfermera hacia el final del viaje de papá: «Su negativa a comer es su última pizca de dignidad; lo último que pueden controlar». Descubrí que ese sentimiento era válido para papá, que siempre solía decir con desprecio: «¡Hay que comer para sobrevivir!». Papá, que vivió durante muchos años con una degeneración frontotemporal variante del comportamiento, o Pick, siempre decía que ninguna comida le sabía bien. Pero durante años se obligó a comer de todos modos.

La medicina moderna ha creado formas de alimentar a las personas que no pueden o no quieren comer: tubos de alimentación colocados directamente en el estómago o por vía intranasal. Sin embargo, la opinión generalizada es que las sondas de alimentación son una mala idea, sobre todo para los pacientes con demencia en fase avanzada.

Leer más  Es bueno el platano para los perros

Ancianos que sólo comen dulces

Las personas con demencia pueden desarrollar problemas para comer, beber y su capacidad para tragar en cualquier etapa de su enfermedad, aunque es más común ver esto en las etapas más avanzadas. En esta sección podrá explorar por qué ocurre esto y cómo puede ayudar.

Cuando una persona con demencia avanzada sólo ingiere una cantidad muy limitada de alimentos y líquidos o ya no puede tragar con seguridad, puede ser un momento extremadamente difícil y emocional para la familia y el personal de atención, ya que tratan de averiguar la mejor manera de responder y cuidar a la persona con demencia. Es importante intentar mantener la comida y la bebida, incluso en cantidades muy pequeñas, para sentirse cómodo y disfrutar. Los terapeutas del habla y del lenguaje pueden ayudar y aconsejar sobre los cambios en la deglución en este momento.

A medida que la demencia progresa, afecta al área del cerebro que controla la deglución. En la demencia avanzada la persona puede tener una deglución débil o perder la capacidad de tragar con seguridad. Por ejemplo, pueden toser o ahogarse después de tragar alimentos o bebidas. Vea el artículo «Problemas de masticación y deglución» en la sección Comer bien.

Trucos para estimular el apetito en los ancianos

¿Qué hacer cuando los residentes de cuidados de larga duración no quieren comer? ¿Qué hacer cuando los residentes de cuidados de larga duración no quieren comer? Inicio>Nutrición clínica, Nutrición general>¿Qué hacer cuando los residentes de cuidados de larga duración no quieren comer?

La negativa a comer y beber es un precursor común de la malnutrición en los residentes de cuidados de larga duración, especialmente en los adultos mayores.    La desnutrición por falta de ingesta de alimentos es responsable de 40 de cada 100.000 muertes en adultos mayores de 85 años.    La alimentación y el comedor son componentes de la calidad de vida y de la calidad de los cuidados en los centros de larga duración.    Aproximadamente el 50-70% de los residentes dejan sin comer el 25% o más de los alimentos en la mayoría de las comidas y el 60-80% de los residentes tienen una orden del médico o dietista para recibir suplementos dietéticos.    La Academia Americana de Nutrición y Dietética informa de que la desnutrición afecta negativamente a la calidad y la duración de la vida.    La prevalencia de la ingesta de energía proteica de los residentes oscila entre el 23% y el 85%, lo que convierte a la desnutrición en uno de los problemas más graves a los que se enfrentan los profesionales sanitarios de los cuidados de larga duración.    Los residentes con lesiones por presión necesitarán una mayor ingesta de calorías y proteínas para facilitar el proceso de curación.

Leer más  Sopa de higaditos de pollo

Cuando una persona mayor deja de comer, ¿cuánto tiempo puede vivir?

Las personas que viven con Alzheimer o demencia suelen comer menos de lo que solían.    Esto puede deberse a problemas médicos relacionados con la masticación, la deglución o la digestión de los alimentos.  A veces, las personas simplemente pierden el interés por la comida. Esto puede ocurrir por una larga lista de razones, como la pérdida del gusto, la capacidad olfativa, la pérdida de memoria y el pensar que ya han comido.    La capacidad y el deseo de comer tienden a empeorar a medida que avanza la enfermedad, y asegurarse de que una persona con demencia ingiera una comida nutritiva, o coma lo suficiente, puede convertirse en un verdadero problema práctico y emocional para el cuidador. Hemos recopilado aquí una lista de 8 consejos prácticos para ayudar a alguien con demencia a comer más.

En un estudio realizado en la Universidad de Boston, los investigadores descubrieron que los pacientes que comían en platos rojos consumían un 25% más de comida que los que comían en platos blancos. Esto parece estar relacionado con la forma en que una persona con demencia ve la comida en el plato. Si no puede ver realmente la comida porque está en un fondo blanco, es mucho menos probable que la coma.