Mi perro cojea de una pata trasera pero no le duele

El perro mantiene la pata trasera levantada

¿Su perro cojea? Al igual que los humanos, los perros pueden sufrir lesiones o desarrollar enfermedades que les hagan cojear. La cojera significa que el perro camina de forma anormal con una o más extremidades. Esto puede deberse al dolor, a la pérdida de funcionalidad o a ambas cosas. En algunos casos, el perro puede apoyar el peso en todas las extremidades pero se observa una cojera o una marcha anormal. Esta cojera puede ser evidente o sutil. A veces, el perro sostiene la extremidad afectada y no carga peso sobre ella. El perro puede incluso arrastrar la extremidad afectada. La cojera puede ser intermitente o constante, dependiendo de la situación.
La cojera en los perros es común pero no normal. Cualquier tipo de cojera es un signo de que existe una enfermedad o una lesión. Si su perro cojea, es importante actuar. La rapidez de la actuación depende de la gravedad de la cojera.
La cojera no suele ser una situación de emergencia. En muchos casos, un perro que cojea debe ser visto por un veterinario pronto, pero no inmediatamente. Si nota que su perro cojea, evalúe primero la situación. ¿Puede su perro ponerse de pie o caminar? ¿Hay hemorragia o hinchazón?  ¿Necesita administrarle algún tipo de primeros auxilios? ¿Le duele el perro? ¿Hay otros signos de enfermedad?

Leer más  Huesos naturales para perros

El perro cojea al caminar pero no al correr

También es posible que tenga un problema en la rótula, pero eso no es tan probable que desaparezca cuando se calienta. Te recomiendo que le hagas una radiografía de la pata para buscar deformaciones o problemas en la cabeza del fémur. Pregunta: Mi pomerania de 7 meses cojea a veces de la pata trasera. Sigue corriendo y jugando pero cojea de vez en cuando. Le he revisado las almohadillas y las uñas y parece estar bien. ¿Tienes alguna idea de lo que puede estar pasando? Lleva cojeando de forma intermitente desde hace unas tres semanas.Respuesta: La causa más común de cojera en un perro pequeño de esa edad es la luxación de rótula. Esto es cuando la rótula se sale de su sitio y se queda “atascada”. El perro cojea hasta que vuelve a su sitio.
Pregunta: Mi cachorro de tres meses y medio se pasó ayer jugando con un cachorro de ocho meses. Al principio, no mostraba ningún signo de estar herido (es decir, no gritaba, no daba señales de no querer pelearse, etc.), pero esta mañana se ha despertado con una ligera cojera en la pata delantera derecha. No había ninguna señal de dolor o molestia cuando le toqué la pata y el pie, y sigue corriendo y saltando del sofá. Sigue cojeando ligeramente, pero la cojera mejora cuando se afloja un poco. ¿Qué puede pasar y cómo puedo ayudar? Palpe las articulaciones de la pata delantera que cojea en cuanto el cachorro se despierte. ¿Le duele más una parte de la pata que la otra?

Cómo tratar a un perro que cojea en casa

Cuando su mejor amigo empieza a cojear sin razón alguna que usted pueda ver, puede ser difícil determinar la causa.    La mayoría de los casos de cojera repentina que sólo implican una cojera se resuelven por sí solos en una semana, pero algunos podrían representar lesiones importantes.
Si tu mascota no pone peso en una extremidad, o ésta está visiblemente deformada o deformada, acude al veterinario inmediatamente.    Si no está claro qué ha podido ocurrir o qué le duele, puedes empezar por tu propio diagnóstico.
1.     Determine qué extremidad está lesionada.    Si es una extremidad delantera la que está lesionada, notará que la cabeza y el cuello de su perro se levantan más cuando la extremidad lesionada toca el suelo, y vuelven a bajar cuando la pata cómoda soporta el peso.
3. Para comprobar la extremidad que parece doler, puede empezar por comprobar que las patas están libres de espinas o de cualquier material que pueda estar clavado en las almohadillas o entre ellas.    Las laceraciones y los cortes también pueden causar cojera, y normalmente pueden curarse con un pequeño cuidado, como remojarlos con peróxido de hidrógeno o aplicarles betadine yodado.

Leer más  Mi perro se ha tragado un hueso

Cojera del perro después de jugar

Hay muchas razones por las que su perro puede cojear. Como propietarios de perros, nos corresponde identificar los comportamientos extraños para poder comunicar esa información a los veterinarios. En los casos de cojera, estas son algunas de las razones más comunes y los síntomas a los que los dueños de perros deben prestar atención.
Una pata rota es probablemente una de las causas más obvias de cojera en su perro.    Es posible que su perro haya sido atropellado por un coche o que se haya enganchado la pata con algo en el jardín, lo que ha provocado su fractura o rotura. En muchos casos, podrá ver dónde se ha roto la pata, especialmente si el hueso ha penetrado a través de la piel.
Si cree que su perro se ha roto la pata, lo mejor es llevarlo al veterinario lo antes posible.    El veterinario examinará a fondo a su perro y le hará una radiografía de la pata para confirmar que está rota. En algunos casos, es posible que su perro tenga que someterse a una intervención quirúrgica para solucionar la rotura. Todo dependerá del lugar en el que se haya roto la pata de su perro y de la gravedad de la rotura. Si es necesario, su perro puede tener que llevar una escayola durante unas semanas hasta que los huesos se curen. Es importante seguir las indicaciones del veterinario y mantener la escayola limpia y seca; esto ayudará a evitar que surjan más problemas.