Frutas prohibidas para perros

Brócoli

El aguacate es, con diferencia, la fruta más venenosa que puede dar a su perro. El aguacate contiene persina, que es una sustancia fungicida que se encuentra en las hojas, las semillas y la pulpa del propio fruto. Además, el aguacate tiene un alto contenido de grasa vegetal y toxinas, por lo que si su perro consume aguacate, puede sufrir vómitos, dolor de estómago e incluso pancreatitis. Además, si los perros consumen esta fruta prohibida de forma habitual o excesiva, puede provocar deficiencias en el sistema pulmonar o afectar al corazón.
Aunque mucha gente destaca la alta toxicidad de los cítricos, lo cierto es que no son especialmente dañinos, aunque esto no significa que sean una fruta ideal para tu perro.Su alto contenido en azúcares contribuye a la obesidad. Además, el consumo excesivo de este tipo de frutas puede provocar en el perro problemas gastrointestinales como vómitos, dolor de estómago y diarrea.Aunque no son graves, estos problemas de salud no son beneficiosos para tu mascota. Evita darle cítricos, dale otras frutas que le gusten más.

Judías verdes

El aguacate es, con diferencia, la fruta más venenosa que puede dar a su perro. El aguacate contiene persina, que es una sustancia fungicida que se encuentra en las hojas, las semillas y la pulpa del propio fruto. Además, el aguacate tiene un alto contenido de grasa vegetal y toxinas, por lo que si su perro consume aguacate, puede sufrir vómitos, dolor de estómago e incluso pancreatitis. Además, si los perros consumen esta fruta prohibida de forma habitual o excesiva, puede provocar deficiencias en el sistema pulmonar o afectar al corazón.
Aunque mucha gente destaca la alta toxicidad de los cítricos, lo cierto es que no son especialmente dañinos, aunque esto no significa que sean una fruta ideal para tu perro.Su alto contenido en azúcares contribuye a la obesidad. Además, el consumo excesivo de este tipo de frutas puede provocar en el perro problemas gastrointestinales como vómitos, dolor de estómago y diarrea.Aunque no son graves, estos problemas de salud no son beneficiosos para tu mascota. Evita darle cítricos, dale otras frutas que le gusten más.

Guisantes

Las frutas son saludables tanto para los perros como para los humanos, ya que aportan algunas vitaminas y minerales a nuestro organismo. Comer frutas también es un buen hábito para su perro. Sin embargo, no piense nunca que todas las frutas son buenas para sus perros.
Algunas frutas son incluso tóxicas y pueden causar algunos efectos nocivos para el cuerpo de su perro. Las verduras también pueden ser perjudiciales para los perros, compruebe si es posible hacer la alimentación de los perros dando verduras: lo que hay que saber.
Como propietario, usted necesita ser consciente y entender las 7 frutas prohibidas que no se puede dar a sus perros. Si no sabes cuáles son las frutas prohibidas, podrías darle a tu perro por accidente una golosina que puede causarle daño.
Si tiene una planta de aguacate en su casa, asegúrese de que su perro se mantenga alejado del tallo, las semillas y los huesos. Son difíciles de digerir y pueden causar obstrucciones gastrointestinales o asfixia, lo que puede ser fatal para sus perros.
Si quieres dar aguacate a tu perro, asegúrate de eliminar las partes dañinas, concretamente los huesos, y elige los maduros. Además, lo más importante es consultar siempre a su veterinario antes de dar comida humana a su perro.

Arándanos

Nuestra responsabilidad civil para perros¿Qué es la responsabilidad civil para perros? Es como un seguro de responsabilidad civil privado pero para su perro. Le cubre contra los daños físicos o materiales que su amigo de cuatro patas pueda causar a otros. A veces, estos daños pueden ser bastante costosos, por lo que, para garantizar su seguridad, le cubrimos hasta 30 millones de euros.CONOZCA MÁSarriba de la páginaOtros temas interesantes para los propietarios de perrosIntolerancias alimentarias: cómo proteger a su perro de la hinchazón y la diarreaDesgraciadamente, los perros no hablan de sus problemas digestivos. Entonces, ¿cómo reconocer una intolerancia alimentaria y cómo contrarrestarla?