Dieta para higado inflamado

Cómo recuperar la salud del hígado

Los médicos predican la importancia de una dieta saludable, pero la nutrición no siempre es única. En el caso de los pacientes con hígado graso, la enfermedad hepática crónica más común del país, que afecta a unos 100 millones de estadounidenses y puede provocar cirrosis y cáncer, es importante centrarse en la dieta y en los cambios de estilo de vida.

Como dietista y nutricionista registrada en la Clínica de Enfermedades Metabólicas y del Hígado Graso de la Universidad de Chicago, recomiendo una dieta llena de grasas saludables y alimentos de origen vegetal -así como hasta tres tazas de café al día- para ayudar a mantener el hígado sano.

Según la Fundación Americana del Hígado, aún no existen tratamientos médicos para la enfermedad del hígado graso no alcohólico. Esto significa que seguir una dieta saludable y hacer ejercicio con regularidad son las mejores maneras de prevenir el daño hepático o de revertir la enfermedad una vez que se encuentra en las primeras etapas. Sabemos que la gente no quiere sentir que está a «dieta», por lo que trabajamos muy duro con nuestros pacientes para ayudarles a centrarse en los cambios de estilo de vida, lo que incluye una dieta saludable, ejercicio y dormir mucho y bien.

Qué alimentos ayudan a curar el hígado graso

La enfermedad del hígado graso (esteatosis) es la acumulación de un exceso de grasa en las células del hígado, y es una dolencia hepática común en los países occidentales. Afecta a una de cada diez personas. Es normal que el hígado contenga algo de grasa, pero si la grasa representa más del 10 por ciento del peso del hígado, entonces usted tiene hígado graso y puede desarrollar complicaciones más graves.

Leer más  Mejor alimento para gallinas

El hígado graso puede no causar daños, pero a veces el exceso de grasa provoca una inflamación del hígado. Esta afección, denominada esteatohepatitis, sí provoca daños en el hígado. A veces, la inflamación del hígado graso está relacionada con el abuso del alcohol. Esto se conoce como esteatohepatitis alcohólica. En otros casos, la afección se denomina esteatohepatitis no alcohólica o EHNA.

Un hígado inflamado puede cicatrizar y endurecerse con el tiempo. Esta afección, denominada cirrosis, es grave y a menudo conduce a la insuficiencia hepática. La EHNA es una de las tres principales causas de cirrosis. Causas de la enfermedad del hígado graso Comer un exceso de calorías hace que la grasa se acumule en el hígado. Cuando el hígado no procesa y descompone las grasas como debería normalmente, se acumula demasiada grasa. Las personas tienden a desarrollar hígado graso si tienen otras condiciones, como obesidad, diabetes o triglicéridos altos.

Alimentos que deben evitarse con el hígado graso

La hepatitis C está causada por el virus de la hepatitis C, que provoca una inflamación que da lugar a daños en el hígado. Aunque la dieta no puede curar la hepatitis C, lo que consumimos puede ayudar a reducir el daño, así como proporcionar una buena nutrición que nuestro cuerpo necesita para combatir la enfermedad. Alimentos que combaten la inflamación Específicamente para las enfermedades del hígado Alimentos que causan inflamación y dañan el hígado Mejores prácticas para las enfermedades del hígado En resumen Consulte a su médico y a un dietista titulado para que le adapten un plan de alimentación basado en su hígado y su condición médica específica. Si tiene cirrosis, diabetes, enfermedades del corazón o del riñón, necesitará una dieta adaptada para obtener cantidades bajas de sodio y equilibradas de proteínas, consulte con su médico. ¿Tiene alguna pregunta sobre una dieta saludable para el hígado? ¿Qué alimentos consumes para la salud del hígado? Esta entrada fue publicada originalmente en Life Beyond Hepatitis C el 3 de febrero de 2021 y se reproduce con permiso.

Leer más  Que darle de comer a un cachorro de 1 mes

Dieta para la enfermedad hepática alcohólica

La dieta estadounidense, rica en grasas y carbohidratos, no es suave para el hígado, y puede provocar la enfermedad del hígado graso no alcohólico, o EHNA, que conduce a la inflamación o incluso a la insuficiencia del órgano por la cicatrización con el tiempo.

«De ese grupo, el 20% desarrollará una inflamación que provoca daños y cicatrices, lo que se conoce como esteatohepatitis no alcohólica o EHNA», explica Bonkowski. «El 20% de los que tienen inflamación avanzará hasta provocar daños irreversibles en los órganos».

Un paciente puede tener un dolor sordo o una molestia en el abdomen derecho o sentirse fatigado, dice Bonkowski. Pero incluso si buscan un análisis de sangre, los niveles de enzimas hepáticas no siempre aparecen como elevados, lo que es una señal de que el hígado está enfermo.

Aunque no hay medicamentos para tratar la HGNA, una buena dieta y el ejercicio regular pueden revertirla. Perder el 10% de su peso actual puede disminuir drásticamente la cantidad de grasa en el hígado, así como reducir la inflamación.

Según Bonkowski, hay grasas sanas y no sanas, y las sanas -como las que se encuentran en los frutos secos, las semillas y el aceite de oliva- pueden ser adiciones bienvenidas a una dieta nutritiva. La clave para revertir la NAFLD es, en realidad, comer menos carbohidratos simples y otros azúcares.