Libro las chicas son guerreras

Película de la chica guerrera

TweetCuando se estrenó la película de Wonder Woman hace un par de años, me sorprendió lo mucho que la disfruté. Esperaba una hora y media de escenas de batalla, que suelen dejarme frío.  Pero además de apreciar el hecho de que en Wonder Woman había mucha más historia de la que esperaba, también comprendí por fin lo que generaciones de niños y hombres deben experimentar cuando ven películas de superhéroes: la posibilidad de proyectarse en la acción y sentir la emoción del triunfo como algo personal.
Las escenas de lucha de Wonder Woman, aunque nunca van a ser mi parte favorita de una película, eran diez veces más interesantes y divertidas de ver porque había mujeres dando patadas y saltando. Fue una sensación inesperada de empoderamiento.
Las chicas fuertes en la literatura me salvaron de niña. En aquella época no había tantas heroínas de fantasía con las que identificarse, pero sí había chicas atípicas y obstinadas, chicas que creaban sus propias definiciones de lo que significaba ser una chica.
Debo haber leído la trilogía de El Señor de los Anillos de Tolkien ocho veces en mi adolescencia. Las Dos Torres siempre fue mi menos favorita de las tres porque gran parte de ella tiene lugar en el campo de batalla.  Hay capítulos enteros que prácticamente he omitido. Sin embargo, me detenía a leer las escenas de batalla cada vez que Eowyn, la doncella escudera que se disfrazaba de hombre para luchar por su pueblo, aparecía en escena. Odié la violencia, pero me encantó su fuerza.

Leer más  Dorsales del atletico de madrid

Equipo de baile de los warriors

Charnaye Toulou tiene como objetivo ganar la mundialmente famosa carrera de caballos suicidas durante la Estampida de Omak. Su deseo es ganar la bolsa para ayudar a su padre parapléjico a mejorar sus condiciones de vida y demostrar que las mujeres nativas pueden ser guerreras. Un matón y varias cartas anónimas de amenaza intentan detenerla. Así que cuando se engancha a unos parientes y a un caballo que puede llevarla a la distancia en esta carrera de caballos de rito, comienza el riguroso entrenamiento que se necesita para convertirse en el «Rey de la Colina», o en su caso en la «Reina».

Libros como cuando los albaricoques florecen

Chicas Guerreras: Cómo 25 jóvenes activistas están salvando la Tierra cuenta las historias de 25 líderes climáticas menores de 25 años. Han dirigido a cientos de miles de personas en huelgas climáticas, han fundado organizaciones sin ánimo de lucro, han dado charlas TED y han demandado a sus gobiernos. Estas intrépidas chicas y mujeres jóvenes de todo el mundo se levantan para exigir el cambio cuando nadie más lo hace.
Chicas Guerreras: Cómo 25 jóvenes activistas están salvando la Tierra cuenta las historias de 25 líderes climáticas menores de 25 años. Han liderado cientos de miles de personas en huelgas climáticas, han fundado organizaciones sin ánimo de lucro, han dado charlas TED y han demandado a sus gobiernos. Estas intrépidas chicas y mujeres jóvenes de todo el mundo se levantan para exigir un cambio cuando nadie más lo hace.
El cambio climático es la mayor crisis a la que se ha enfrentado la humanidad, pero muchos siguen sin creerlo y cuestionándolo. Por suerte, hay algunas jóvenes ciudadanas en este mundo que saben que quieren un futuro mejor para ellas y para los demás habitantes de este planeta. Girl Warriors nos trae las inspiradoras historias de estos jóvenes activistas del clima que intentan garantizar un futuro sostenible. «¿Cómo puede todo el mundo seguir como si esto fuera normal?» es el estribillo común de todas las voces que se escuchan en este bo

Leer más  Cuanto mide de gea

Comentarios

Ahora disponible en edición de bolsillo, el argumento urgente para «salvar el futuro de las atletas» (USA TODAY). – Polémico y convincente: Los extractos de Warrior Girls en The New York Times Magazine y The Washington Post recibieron una respuesta abrumadora. Las Chicas Guerreras han suscitado un relevante debate que continúa en los sitios web dedicados al deporte, la paternidad y la salud de las mujeres. – La epidemia de lesiones ignorada: Más de un millón de chicas juegan al fútbol, baloncesto, lacrosse y voleibol en el instituto. Sin embargo, las jugadoras de fútbol universitario sufren conmociones cerebrales en la misma proporción que las jugadoras de fútbol universitario. Lo más alarmante son las altas tasas de lesiones de rodilla que afectan al ligamento cruzado anterior, o LCA, que las chicas se rompen ocho veces más que los chicos. – Una mirada crucial a una cultura en negación: Los defensores del deporte femenino temen que el reconocimiento de la epidemia de lesiones amenace las oportunidades que tanto les ha costado conseguir a nuestras hijas en el campo de juego. Warrior Girls examina estas impactantes verdades y ofrece soluciones esperanzadoras para animar a las atletas a jugar bien y con seguridad.