Pueden comer huevos los perros

¿pueden los perros comer huevos todos los días?

Los huevos son una de las fuentes de proteínas perfectas de la naturaleza y están llenos de aminoácidos y ácidos grasos que son muy buenos para la piel y el pelo de su perro. También aportan una gran variedad de vitaminas y minerales, como la vitamina A, la vitamina B, la riboflavina, el folato, el hierro y el selenio, lo que convierte a los huevos crudos en un superalimento para los perros.
De hecho, los huevos ya se utilizan en muchos alimentos comerciales para mascotas, como Nutram, Blue Buffalo y Carna4, para aportar valiosas proteínas y nutrientes esenciales a la dieta. Los huevos son tan saludables que algunas marcas, como Big Country Raw, han empezado a ofrecer huevos crudos congelados de pato y codorniz como complemento de una comida fácil y deliciosa.
¿Son buenos los huevos crudos para los perros? Sí, los huevos son saludables para los perros, así que la pregunta es: ¿Es seguro alimentar a su perro con huevos crudos? Veamos un par de problemas de seguridad comunes cuando se trata de alimentar a los perros con huevos crudos:
Los perros son carnívoros carroñeros, y es su sistema digestivo carnívoro el que les permite comer con seguridad alimentos crudos, como carne, huesos y huevos. El entorno altamente ácido de sus estómagos y el contenido de bilis permiten que las bacterias dañinas, como la salmonela, se instalen en el sistema de su perro.

Qué pueden comer los perros

Cuando los perros eran cazadores y recolectores, podían arrancar huevos de los nidos de las aves y comerlos crudos. Hoy en día, los perros no necesitan cazar para alimentarse, pero los huevos siguen proporcionando una buena cantidad de proteínas a los perros. Siempre que se consuman de forma segura, los huevos constituyen excelentes golosinas o suplementos dietéticos para los perros.
Los huevos son perfectamente seguros para los perros, Los huevos son una gran fuente de nutrición para su compañero canino. Tienen un alto contenido en proteínas, ácidos grasos y vitaminas que ayudan a mantener a su perro por dentro y por fuera.
Recuerde que los huevos son tan buenos como la gallina de la que proceden. Intente alimentar a su perro con huevos procedentes de gallinas de granja alimentadas con una dieta ecológica. Si puedes conseguirlos de una fuente de confianza, es lo ideal. Al igual que nosotros, las gallinas son tan sanas como lo que comen, y las gallinas más sanas ponen huevos más sanos y nutritivos.
Antes de alimentar a tu perro con huevos, habla con tu veterinario. Algunos perros con problemas de salud no deberían comer huevos, así que consúltalo siempre antes. Consumir demasiados huevos también puede provocar problemas de salud como la obesidad, así que habla con tu veterinario sobre la cantidad adecuada de huevos que debes dar a tu querido can.

Leer más  Proteinas de los alimentos

Huevo crudo roto sobre la comida del perro

Los huevos son una parte importante de la dieta de muchas personas, especialmente en el desayuno. Son baratos, están llenos de proteínas y son rápidos de preparar en las mañanas ajetreadas, o pueden convertirse en complejos platos de huevo en un elegante lugar de brunch. Además, hay muchas maneras de preparar los huevos y las opciones son casi infinitas.  Como los huevos son tan versátiles, quizá se pregunte si son tan buenos para su perro como para usted. Por suerte para usted, y para su cachorro, los huevos son una maravillosa adición a la dieta de su perro y contienen un montón de beneficios para la salud que harán que su perro se vea y se sienta lo mejor posible.
Los huevos y las aves que los ponen existen desde hace mucho más tiempo que los humanos. El consumo de huevos se remonta al año 3200 a.C. en la India, donde se domesticó por primera vez la ave salvaje de la selva. Aunque la gente se comía los huevos, sobre todo se comían las aves. Si avanzamos hasta el 1400 a.C., los habitantes de China y Egipto registraron que también comían huevos de ave como alimento.  Si nos fijamos en América, se cree que los huevos se introdujeron en el continente cuando el barco de Colón trajo por primera vez gallinas a esta zona del mundo.  Antes de que los perros fueran domesticados, es probable que comieran huevos, al igual que sus antepasados los lobos, cuando salían a cazar y se encontraban con aves y sus nidos con huevos sin eclosionar. Los perros son conocidos por comer casi cualquier cosa, y es muy probable que los perros no sólo se comieran el ave, sino que también se comieran los huevos.  De hecho, todavía hoy vemos este tipo de comportamiento. Muchos propietarios de perros tienen historias sobre sus perros que están fuera, jugando, y simplemente siendo perros. El perro se ausenta un rato y el dueño va a buscarlo, pero se encuentra con que ha encontrado un nido de pájaros y se ha comido los huevos no eclosionados de su interior. Aunque no nos guste, este es un comportamiento bastante normal para su perro porque aún tienen sus raíces salvajes.

Leer más  Es bueno comer arroz

¿pueden los perros comer huevos revueltos?

En todo el mundo, mucha gente consume huevos de gallinas domésticas. Son un alimento básico para desayunar y hornear, están deliciosos hervidos o revueltos, y tienen una gran cantidad de proteínas. En 2018, se produjeron más de 76,7 millones de toneladas métricas de huevos en todo el mundo (1).
Dado que el consumo de huevos por parte de los humanos ha crecido de forma constante durante décadas, es posible que te preguntes si este alimento favorito para el desayuno también es saludable para los perros. Revisemos si los perros pueden comer huevos y repasemos las distintas variantes de cocción para ver si son seguros para nuestros cachorros.
En general, los huevos se consideran seguros para los perros. Son una fuente de proteínas y grasas altamente digeribles para nuestros compañeros caninos. El huevo cocido medio contiene unas 75 calorías, casi 6 gramos de proteínas y algo más de 5 gramos de grasa.
La fracción proteica de los huevos contiene un perfil completo de aminoácidos esenciales y son muy digeribles, lo que les da la reputación de ser una buena fuente de proteínas alimentarias. Los ovoproductos procesados son un ingrediente común en muchos alimentos comerciales para perros.