Organismos unicelulares y pluricelulares

Protozoos

Algunos organismos vivos están formados por una sola célula, son los llamados unicelulares. Estos organismos tienen una gran relación superficie/volumen y dependen de la simple difusión para satisfacer sus necesidades. Un ejemplo de animal unicelular es la ameba.
Los siete procesos vitales tienen lugar dentro de esta célula. Las amebas se encuentran en estanques y acequias. Se mueven cambiando su forma, empujan los pseudópodos en la dirección que quieren moverse y el resto de la célula fluye tras ellas. Las amebas se alimentan de organismos más pequeños, como las bacterias. Los pseudópodos fluyen alrededor del alimento y lo engullen, y éste se introduce en el citoplasma en una vacuola alimentaria. Las enzimas descomponen aún más el alimento.
Las sustancias útiles que necesita la ameba, como el oxígeno, pasan a la ameba desde el agua que la rodea por difusión y las sustancias de desecho, como el dióxido de carbono, pasan al agua también por difusión.
Los organismos multicelulares son aquellos que están formados por muchas células. Los seres humanos son multicelulares. Los organismos pluricelulares pueden ser mucho más grandes y complejos. Esto se debe a que las células del organismo se han especializado en muchos tipos diferentes de células, como las células nerviosas, las células sanguíneas y las células musculares, todas ellas con funciones diferentes.

Diferencia entre organismos unicelulares y multicelulares clase 9

Todas las especies de animales, plantas terrestres y la mayoría de los hongos son pluricelulares, al igual que muchas algas, mientras que unos pocos organismos son parcialmente unicelulares y parcialmente pluricelulares, como los mohos del limo y las amebas sociales, como el género Dictyostelium[2][3].
Los organismos pluricelulares surgen de varias maneras, por ejemplo, por división celular o por agregación de muchas células individuales[4][3] Los organismos coloniales son el resultado de la unión de muchos individuos idénticos para formar una colonia. Sin embargo, a menudo puede ser difícil separar los protistas coloniales de los verdaderos organismos multicelulares, porque ambos conceptos no son distintos; los protistas coloniales han sido denominados «pluricelulares» en lugar de «multicelulares»[5][6].
Los organismos pluricelulares, especialmente los animales de larga vida, se enfrentan al reto del cáncer, que se produce cuando las células no consiguen regular su crecimiento dentro del programa normal de desarrollo. Durante este proceso pueden observarse cambios en la morfología de los tejidos. El cáncer en los animales (metazoos) se ha descrito a menudo como una pérdida de multicelularidad[20]. Se discute la posibilidad de que exista cáncer en otros organismos multicelulares[21][22] o incluso en los protozoos[23]. Por ejemplo, las agallas de las plantas se han caracterizado como tumores[24], pero algunos autores sostienen que las plantas no desarrollan cáncer[25].

Leer más  Paradoja de la tolerancia popper

Ejemplos de organismos unicelulares y multicelulares

La diferencia entre los organismos unicelulares y pluricelulares se debe principalmente a la composición, función y disposición de las células. Los organismos unicelulares existen como una célula individual, mientras que los organismos multicelulares poseen un grupo de células especializadas.
Los organismos unicelulares realizan todas sus actividades celulares a través de una sola célula, mientras que los organismos multicelulares realizan actividades celulares específicas a través de su grupo de células especializadas o distintas. La disposición celular es mucho más simple en los organismos unicelulares, mientras que los organismos multicelulares tienen una disposición celular compleja.
Tanto los organismos unicelulares como los multicelulares son las dos categorías principales del tipo de célula, según el número, la forma y el tamaño de las mismas. En este post, estudiaremos las principales diferencias y similitudes entre los organismos unicelulares y multicelulares, junto con la definición de ambos.
Se refieren a los organismos vivos que poseen una sola célula para realizar diferentes procesos vitales o actividades celulares en el citoplasma. Incluye organismos procariotas como las bacterias y las arqueas y organismos eucariotas como los protozoos, las algas unicelulares y las levaduras.

Amoeba proteus

Un organismo unicelular, también conocido como organismo unicelular, es un organismo que consta de una sola célula, a diferencia de un organismo multicelular que consta de múltiples células. Los organismos unicelulares se dividen en dos categorías generales: organismos procariotas y organismos eucariotas. Todos los procariotas son unicelulares y se clasifican en bacterias y arqueas. Muchos eucariotas son multicelulares, pero muchos son unicelulares, como los protozoos, las algas unicelulares y los hongos unicelulares. Se cree que los organismos unicelulares son la forma de vida más antigua, ya que las primeras protocélulas posiblemente surgieron hace entre 3.800 y 4.000 millones de años[1][2].
Aunque algunos procariotas viven en colonias, no son células especializadas con funciones diferentes. Estos organismos viven juntos y cada célula debe llevar a cabo todos los procesos vitales para sobrevivir. En cambio, incluso los organismos multicelulares más sencillos tienen células que dependen unas de otras para sobrevivir.
La mayoría de los organismos pluricelulares tienen una etapa del ciclo vital unicelular. Los gametos, por ejemplo, son células unicelulares reproductoras de los organismos multicelulares[3]. Además, la multicelularidad parece haber evolucionado de forma independiente muchas veces en la historia de la vida.